1. Descripción general de la especie



1.1. Origen e historia de la especie
1.2. Taxonomía de la especie
1.3 Anatomía básica
1.4  Gallinas comerciales en México
1.5 La gallina criolla
1.6 Nombres culturales que se le ha dado a la gallina en México
1.7 Selección de la gallina y el gallo criollos



1.1. Origen e historia de la especie
(Gallus bankiva) los ancetros de las gallinas domésticas actuales.
Distribución original de la especie.
La gallina fue uno de los primeros animales domésticos que se mencionan en la historia escrita. Su origen se sitúa hace 5000 años en el sureste de Asia, cuando las gallinas silvestres de bankiva (Gallus bankiva) fueron domesticadas hacia el año de 1400 a. C. en la parte septentrional de la India e Indochina, convirtiéndose así en la especie Gallus gallus. 
Gallo rojo de la selva con su gallina (Gallus gallus),
Motivos antiguos de gallos domésticos en Europa.
Posterior a su domesticación, de Asia se introdujeron a Egipto y Mesopotamia. Existen relieves babilónicos del año 600 a.C. dónde aparecen gallinas; a finales del siglo VIII a.C. hizo su aparición en la iconografía griega como un animal reconocidamente exótico (pájaros persas). Después su producción se extendió gracias a la colonización Romana y a partir de ese entonces nació la avicultura. 

 Los romanos la consideraban un animal consagrado a Marte, su dios de la guerra. Cuentan que cuando Cristóbal Colón inició su viaje, las jaulas para gallinas ocupaban un lugar importante porque eran la fuente de huevos y carne fresca para la tripulación. 

Las gallinas llegaron a México con
la llegada de los españoles, durante la conquista.

Se cree que la gallina fue el primer animal asiático que pisó el continente americano, dado que Cristóbal Colón embarcó gallinas en su segundo viaje. Las razones por las cuales Colón llevó a la gallina en su viaje fueron que ocupaba poco espacio, su alimentación no era complicada y además producía huevos. No obstante, hay antecedentes de que en Chile, antes de la llegada de los europeos, los mapuches criaban una gallina con características especiales, la gallina araucana.

Su llegada a México fue a partir de la conquista española en el siglo XV d. C. y a partir de aquí, los antiguos habitantes de las zonas rurales de México comenzaron a criar sus gallinas, originándose así lo que actualmente conocemos como la avicultura domestica o de traspatio.

Posteriormente se conformaron cuatro agrupaciones primarias para clasificar las razas y estirpes existentes en la actualidad a nivel mundial: las asiáticas, las mediterráneas, las atlánticas y las razas de combate. Además, se originaron las llamadas gallinas criollas, que por más de 500 años han demostrado su adaptabilidad productiva para las condiciones de la cada región, en las zonas rurales de México y el mundo.
Criadero de gallina criolla en sudamérica.


 1.2. Taxonomía de la especie 


Reino: Animalia

         Sub-reino: Metazoos

                      Phyllum: Chordata

                               Clase: Aves

                                       Orden: Galliformes

                                                  Familia: Phasianidae

                                                             Género: Gallus

                                                                       Especie: gallus (Linnaeus, 1758)


 1.3 Anatomía básica
  
Primordialmente los gallos y las gallinas muestran un evidente dimorfismo sexual, lo cual significa que podemos distinguir gallos de gallinas a simple vista. Cabe mencionar que muchas de las características físicas han cambiado debido a la domesticación, pues han surgido razas de variadas formas, colores y tamaños por lo que resultaría infructuoso tratar de hacer entrar a todas las aves criollas o de raza en un mismo patrón de anatomía. No obstante y de manera sumamente general podemos describir a los gallos ya  las gallinas con las siguientes características:

La gallina esta a la izquierda y el gallo a la derecha, ambos son fácilmente distinguibles.


a) Gallo 

Los machos son más grandes, midiendo en torno a los 70 cm y llegando a pesar hasta 1.5 kg. Poseen una coloración llamativa respecto a la de las hembras, también tienen una gran cresta rojiza en la cabeza, la cual usan como símbolo de dominancia. Los ejemplares de gallo rojo salvajes poseen colores más brillantes que sus parientes domésticos.

El dorso está recorrido desde el cuello hasta la espalda por una capa de plumas suaves. La cola está compuesta por plumas grandes y arqueadas, que tienen iridiscencias de color azul, púrpura o verde bajo la luz. Bajo el pico presenta barbas rojas mucho más desarrolladas que las de las hembras. Además presenta vocalizacónes muy características especialmente a primeras horas de la mañana y ya caída la tarde, aunque algunos gallos suelen cantar de madrugada y es un comportamiento que se activa cuando oyen otros gallos cantar a la distancia, demostrando así el dominio que tienen sobre su territorio.

b) Gallina

Las gallinas son más pequeñas. No suelen medir más de 50 cm y apenas llegan a 1 kg de peso. Poseen una coloración menos atractiva, destinada a proporcionarles protección y escondite en su hábitat. La cresta y barbas son también mucho menos prominentes.



c) Coloración

Como sucede con la anatomía, la coloración en los ejemplares domésticos no atiende patrones como en la especie silvestre, pues los múltiples entrecruzamientos han dado origen a miles de patrones de coloración distintos, así mismo se han creado razas específicamente para ser animales de ornato o de fantasía, con patrones de plumaje impresionantes.

Gallinitas y gallitos enanos de la raza Sebright.
Gallo japonés Shokoku.
Gallo crestado Polaco.

En el hemisferio norte las aves mudan su plumaje de junio a octubre, es decir en los meses más calurosos del año para de esta forma renovar la capa protectora que los mantendrá calientes durante el invierno. 


1.4. Tipos de gallinas comerciales en México

En lo personal,  la gallina ecológica debe ser todo lo contrario a la gallina comercial, puesto que desafortunadamente la crianza de gallinas comerciales ha llegado a extremos frustrantes de crueldad animal por el estress en el que nacen, viven y mueren estas aves, no obstante mencionaré de manera muy general los tipos de gallinas comerciales que se manejan en el país, y si alguna vez tienen la oportunidad de conseguir una de estas gallinas, traten de criarla como gallina de patio que si bien será difícil que se enclueque para criar pollitos, será una excelente ponedora de huevos a cambio de una vida digna.

En México, las principales líneas genéticas de gallinas que se manejan son:

a) Gallinas ligeras (producción de huevo): llamadas también aves de postura o ponedoras son las que se explotan para la producción de huevo para plato o consumo humano. En estas aves el color de las plumas es blanco o café. Las gallinas de plumas de color blanco producen el huevo de cascarón blanco, y las de color oscuro producen el huevo de cascarón rojo. Las razas de gallinas ligeras son:
  • Babcock
  • Hy-Line
  • Hisex Brown
  • Hisex White
  • Dekalb

b) Gallinas pesadas (producción de pollo de engorda): Gallinas pesadas, este tipo de gallinas tiene como función producir el huevo del cual, una vez incubado nacerán los pollos de engorda para la producción de carne. El plumaje de estas aves puede ser completamente rojo o bien de color negro con puntos blancos. Las razas de gallinas pesadas son:
  • Ross 
  • Hybro 
  • Cobb 
  • Hubbard 
  • Arbor Acres
c) Gallinas semi-pesadas (doble propósito): llamadas también de doble propósito, porque aunque no alcanzan una producción de huevo como las aves ligeras, su producción es bastante aceptable y además las crías que produce, cuando son explotadas para la producción de carne, alcanzan pesos cercanos al de pollo de engorda producido por gallinas pesadas. Este tipo de aves puede llegar a producir hasta 300 huevos en un año, y su plumaje puede ser de color blanco o rojo-café. Las razas de gallinas semipesadas son:
  • Rhode Island Red 
  • Barred Plymouth Rock 
  • Cruzas de las dos anteriores

1.6. La gallina criolla

Gallina criolla con pollitos.
Este tipo de gallina es la que se utiliza en la avicultura de traspatio. Por definición, son el resultado de las cruzas entre gallinas de razas, la diferencia es que las gallinas criollas se vuelven propias del lugar en el que viven y han desarrollado características particulares para su supervivencia dependiendo de la región. Se clasifican como semipesadas ya que no corresponden únicamente a las aves de postura ni a las de engorda, sino que son empleadas para ambos propósitos, aunque yo solo me dedicaré a hablarles acerca de la producción de huevo. Estas características son muy importantes ya que desempeñan un papel crucial en la economía familiar del medio rural pues les permite tener carne y huevos con un poco tiempo dedicado a su cuidado, ya que la mayoría de veces son animales que se mantienen en espacios libres, aunque en el presente blog  propondré un sistema de semilibertad como opcional.

Gallinas libres en un solar Yucateco.
Feria en Costa Rica.
Este tipo de gallina está adaptada para vivir en contacto con el suelo y obtener recursos alimenticios en el medio. En las zonas rurales de México, la cría de aves de corral representa una tradición en los patios para contribuir con la seguridad alimentaria local, por su aporte de proteínas de alto valor biológico, al reciclaje de desperdicios de alimentos y residuos de cosechas, y el control biológico de invertebrados.

Es importante que valoremos los sistemas avícolas locales desde el punto de vista adaptativo y de mejoramiento, es decir que se adapten a las condiciones ambientales y culturales de cada lugar y que conforme pase el tiempo, nuestra parvada sea sometida a un programa de mejoramiento.

Estas aves vienen de un largo proceso de selección natural y han desarrollado una gran resistencia a condiciones ambientales desfavorables. Pueden desarrollarse bien dentro de un rango muy amplio de temperatura y humedad. Comen desechos de la huerta y el hogar como así también insectos que encuentran directamente en la tierra. Son aptas para la cría doméstica, pero su producción de carne y huevos es modesta.


 1.6 Nombres culturales que se le ha dado a la gallina en México
 
 
ETNIA
REGIÓN
GALLINA
POLLO
GALLO
Chinanteco
Sierra de Juárez, Oaxaca
chi chieh
chieh
chieh dsú
Chol
Sierra Chiapaneca
mut
al,,mut
cayu
Cora
Sierra de Nayarit
tecuare


Maya
Península de Yucatán
kaax
t’aaw, chan t’eel; kuluul
t'eel
Náhuatl
Sierra Hidalguense, Sierra Poblana, Sierra Guerrerense, Sierras altas Veracruzanas y localidades del Estado de México
totolli
cuanacatl
totolin
piotl
pipiolotl
caxtotolli
caxtotollin
Otomí
Semidesierto Queretano – Hidalguense.
öni, önja, nxun’i
t’üni
boxi, menja
Popoluca
Sayula, Veracruz.
piyu
piyuway
cáyu
Purépecha
Noroeste de Michoacán.
tsikata

t'arhechu
Raramuri
Sierras del suroeste de Chihuahua.
torí
churipí
torí ohuira
Seri
Costa central de Sonora.
tootar cmaam
tootar
tootar ctam
Teenek
Huasteca potosina, Norte de Veracruz.
uxumpita´
pita´
kójol
Tepehua
Pisaflores, Hidalgo.
janati piyu'
jas'ata piyu'
puyux
Totonaca
Huasteca Veracruzana.
xtilan

tutulokot
Triqui
Copala, Oaxaca.
xee xcua´anj
xee le ´ej
ta´ loo
Tzotzil
Sierras altas de Chiapas.
kaxlan
kaxlan
kelem
Yaqui
Costa sur de Sonora.
totoi
totoi
totoi
Zapoteco
Todo el estado de Oaxaca
bere
buyu´
chiturí


1.7 Selección de la gallina y el gallo criollos 

A los huevos producidos por las gallinas de traspatio se les llama huevos de gallo-gallina o huevos de patio.

Si somos principiantes vamos a seguir los siguientes pasos para elegir las gallinas criollas que criaremos:

Si es posible hay que conocer la historia de los padres de las aves que adquiramos.

Hay que seleccionar aves criollas de la zona en la que vivamos que tengan de 5- 6 meses de edad.  Las podemos comprar a los vecinos o conocidos que las críen, además en muchos lugares existen veterinarias y forrajeras donde venden pollitas y pollitos comerciales, que como ya mencioné también se pueden criar sin ningún problema en el patio y muchas veces resulta muy conveniente hacerlo de esta manera porque nos aseguramos que están sanos y vacunados desde el nacimiento.

Se conseguir aves con algún conocido, hay que ver que las aves estén sanas, de buen tamaño (la distancia entre la unión de las dos patas y el borde final de la pechuga debe ser de alrededor 4 dedos y la amplitud entre la pelvis de 3 dedos, esto nos indica que es una buena ponedora), con ojos expresivos y brillantes sin lagañas, cabeza redonda, crestas y barbas rojas bien formadas, con buena calidad de pluma, que estén limpias, con una pechuga carnosa y sobresaliente.

Las gallinas de patas muy pálidas mientras no están poniendo huevos, serán malas ponedoras, eso se debe a que mientras una gallina pone huevos, las sustancias que le confieren el color amarillo de sus patas servirá para darle color amarillo a las yemas de los huevos, por lo que sus patas se pondrán un poco mas descoloridas en la temporada de postura. 

Las gallinas que va a ser buenas ponedoras empluman temprano, cambian las plumas en grupos de cinco plumas o mas plumas a la vez no pluma por pluma. Si cambia varias plumas a la vez significa que la muda va a ser corta y se va a demorar menos en volver a poner, las plumas deben ser sedosas y bien desarrolladas.
    A continuación se mencionan las características que deberá tener un buen gallo reproductor:
    Como en la elección de las gallinas, los gallos deberán ser grandes, corpulentos, sanos, con cresta y barbas brillantes y de buen color, así como pico y patas bien formadas.

    Los gallos hijos de buenas ponedoras por lo general presentan un buen comportamiento sexual debido a que pueden pisar a las gallinas sin herirlas.

    Los buenos reproductores empiezan a cantar y pisar temprano, a los 8 meses ya están listos.

    Las hermanas de los buenos gallos reproductores inician la postura muy rápidamente aproximadamente a los 7 meses de vida.

    Un mal reproductor es aquel gallo que al pisar varias gallinas, los huevos que pongan se demoren en producir pollitos.
      Aunque las condiciones anteriores solo son recomendaciones, nosotros podemos elegir al gallo y gallina que deseemos, incluso si vivimos en un sitio donde el canto de los gallos es algo indeseable o solamente nos interesan los huevos más no la producción de pollitos, podemos optar por criar solamente gallinas. Mucha gente cree que para que una gallina ponga huevos es necesario un gallo, pero no es así, las gallinas sin gallo igualmente pondrán huevos, no obstante éstos no serán fértiles y no habrá posibilidad que de ellos nazca un pollito.


      Gallina reposando con sus pollitos.